viernes, 25 de enero de 2008

Saludos, ruegos y noticias frescas

¿Qué tal, amigos? Es un placer poder comunicarme con todos vosotros en este blog tan calentito (por lo reciente, también), y no a través de la fría lista de correo de nuestra delegación malagueña de la SEEC. Lista en la que, por cierto, no estáis todos los que sois. Así que venga, tomaos unos minutos, queridísimos consocios, y registraos allí, o aquí, o al menos dejad vuestro email junto con algún comentario, o escribidme al mío, para que la información pueda llegar a todos de manera rápida y directa.
Bueno, y ahora vienen las noticias. Primero la mala: me acabo de enterar de que se ha hecho público un "Acuerdo para la implantación de las nuevas enseñanzas universitarias" emanado de la reunión del CAU (Consejo Andaluz de Universidades) del pasado 22 de enero, en el que se dice, entre otras cosas, que las titulaciones que no alcancen los 20 alumnos de nueva matriculación en primer curso (Filología Clásica de Sevilla, Granada y Málaga no llegamos por poco, y Cádiz se queda bastante lejos) no podrán implantar las nuevas titulaciones de Grado a menos que sea a través de una titulación única que ofrezca de manera conjunta un porcentaje de créditos superior al 50%. Y ahora viene la buena: nos tendremos que sentar todos juntos a reflexionar mínimamente sobre la docencia de nuestras materias universitarias, y creo que puede ser una magnífica ocasión para mejorar lo que damos y cómo lo damos, corrigiendo diversos errores o carencias curriculares que se arrastran desde hace demasiado tiempo (es mi opinión) y sobre todo mejorando la calidad docente (a la espera, como estamos, de que las autoridades educativas la incentiven y potencien al menos en la misma medida que la investigadora).
En fin, vivimos tiempos difíciles, y parece que se avecina tormenta, pero estoy seguro de que, si trabajamos todos juntos por mejorar la docencia de nuestras materias de Latín y Griego pensando más en nuestros alumnos, presentes y futuros, y menos en nuestro ombligo, llegaremos a buen puerto.
Valete.

1 comentario:

Manuel dijo...

Creo que os podrá valer esta información acerca de la reunión del CAU que se menciona en el post:

Acuerdos y directrices generales

c)En la implantación de titulaciones en el nuevo marco del Espacio Europeo de Educación Superior, se seguirán en todo caso las directrices del Dictamen Relativo a la Situación del Sistema Universitario Andaluz, del Parlamento de Andalucía (Junio, 2001), así como los objetivos marcados en el Modelo de Financiación 2007-2011.
d)Para la autorización por el Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía se tendrán en cuenta la verificación de los Planes de Estudios, el capital humano, las infraestructuras y los recursos materiales disponibles, durante el proceso de implantación previsto, por la Universidad para atender la necesidades de la titulación y cualquier otra circunstancia que redunde en mayores garantías de calidad de la titulación afectada.
e)Una misma titulación de grado tendrá al menos el 75% de sus enseñanzas comunes en todas las Universidades Públicas de Andalucía (Incluidas las prácticas y, en su caso, el trabajo fin de grado). Dichas enseñanzas comunes tendrán garantizadas su reconocimiento por el conjunto del Sistema Universitario Público Andaluz.
j)Salvo excepciones debidamente justificadas e informadas por el CAU, si la demanda de nuevo ingreso es inferior a 20 alumnos, solo se podrán autorizar titulaciones cuando estén agrupadas con otras titulaciones, con al menos, el 50% de enseñanzas comunes, excluidas las correspondientes a las prácticas, sujeto al cumplimiento del apartado e). En todo caso, se garantizará que los estudios con escasa demanda y de interés para Andalucía se impartirán en, al menos, una Universidad Pública Andaluza.

El documento es, evidentemente, mucho más largo, pero he destacado algunos elementos que me parecen interesantes (sin prejuzgar nada). Sobre todo, creo que merece la pena considerar que ese requisito de 20 alumnos no afecta a matriculados, sino a demanda de matriculación (peor que las cifras de matrícula, me temo), pero que, por otra parte, la implantación de un título deberá tener en cuenta el capital humano (que no cueste más dinero) y que habrá que unir contenidos cuando no se llegue al límite crítico.